Amor Propio, Artículos para Mujeres, Crecimiento Espiritual, Decisiones, Empoderamiento, Mujer

¡Sé una Mujer Segura de Sí Misma!

No sólo es saber que Dios te hizo una promesa, sino que te atrevas a ir en pos de ella, aunque los vientos sean contrarios. Eso es seguridad. Hace falta que tú tomes la iniciativa y para ello necesitas ser una mujer segura. ¿Segura de qué? De ti, de que tengas convicción, de que no des espacio a la duda y te lances. Ignora todo aquello que te venga a detener. Que otras vean que tú eres una mujer segura y te atreves a ir por aquello que creíste.