¡Sé una Mujer Segura de Sí Misma!

13 de noviembre de 2018

Verso Bíblico: “Al de carácter firme lo guardarás en perfecta paz, porque en ti confía.” Isaías 26:3 NVI

Entre muchas conversaciones con amigas nacen muchas preguntas. Y entre ellas surgió el tema de la seguridad en nosotras mismas. ¿Cómo nos perciben otras mujeres en cuanto a la seguridad que proyectamos? ¿Para qué nos sirve hablar de la seguridad en nosotras mismas? Son temas que hacen mucha falta comunicarlos porque nos hace muy bien y nos ayudan a crecer. ¿En qué nos ayuda hablar de la seguridad? Aunque lo ignores, tener seguridad en ti misma te puede llevar a lograr lo que te propongas y muchas veces cosas que veías imposibles. La seguridad va de la mano con la confianza en ti misma. Sé que a Dios le agradaría que no sólo confíes en ti, sino que deposites todas tus capacidades en Él porque te dará esa fortaleza para impulsarte diariamente. Cree en un Dios que te fortalece para sentirte segura y llevarte a conquistar sus promesas, tus metas y tus sueños. Impúlsate a creer en la prosperidad integral como lo declara el verso de 3 Juan 1:2 NVI: “Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prósperas espiritualmente.” Dios si está interesado en verte crecer en todas las facetas que te complementan como mujer.

¿Cómo te perciben otras mujeres? Estás llamada a ser luz. Y aunque es muy cierto que como cristiana debes ser ejemplo para muchas mujeres, ya que deben ver a Cristo en ti y seguirlo a Él; la seguridad en ti misma la puedes llevar a muchos ámbitos de tu vida. Incluso, la seguridad te puede llevar a conquistar el propósito de Dios para tu vida.

No sólo es saber que Dios te hizo una promesa, sino que te atrevas a ir en pos de ella, aunque los vientos sean contrarios. Eso es seguridad. Hace falta que tú tomes la iniciativa y para ello necesitas ser una mujer segura. ¿Segura de qué? De ti, de que tengas convicción, de que no des espacio a la duda y te lances. Ignora todo aquello que te venga a detener. Que otras vean que tú eres una mujer segura y te atreves a ir por aquello que creíste.

Te desenvuelves en muchas áreas y en diferentes escenarios, y ello te da la oportunidad para satisfacer la necesidad de crecer y adquirir madurez para manejar muchas cosas. Necesitas de mucha sabiduría de Dios para andar en confianza y seguridad, sabiendo que tu buen juicio lo haz aprendido de la única fuente que te llena de verdadera inteligencia. Necesitas la seguridad todos los días de tu vida. ­­¿Te imaginas que de repente te suceda una emergencia? ¿Cómo vas a actuar? Ser segura te ayudará a aprender más y a manejar las diferentes situaciones que se asomen a tu vida. O por lo menos, tendrás la iniciativa de reconocer que necesitas ayuda y la buscarás. El no saberlo todo no te hará una mujer insegura. Al contrario, te conoces lo bastante bien para reconocer donde eres buena y donde no. Eso es seguridad. Habrá momentos donde tendrás que actuar de inmediato y otros no. Pero constantemente estarás expuesta a tomar decisiones y necesitas de la seguridad.

¿En qué escenarios debo aplicar la seguridad? En todos. En tu casa, en tu vida personal, en tu trabajo, en tus estudios, con tus hijos, en tu noviazgo, en tu matrimonio, en la iglesia, en tu comunidad, etc. ¿Y sabes por qué? Porque la vida se basa de decisiones diarias y ser una mujer segura te ayuda a enfrentar la vida de una mejor manera. Ser segura te ayuda a seguir adelante en los muchos aspectos que te complementan como mujer. E incluso, te ayudará a destacarte y ser diferente.

Cuando una mujer mira por encima del hombro a otra para evaluarla y compararse, lo que refleja es inseguridad. Me atrevo a decirte que hacer eso refleja problemas de autoestima. Cuando sabes lo que eres y vales, te amas sabiamente y eres segura. No hay necesidad de minimizar ni compararte con otra para que resaltes tú. Una mujer segura no tiene que llegar hasta ese punto. Lo mejor que refleja ser segura es tomarse el tiempo para halagar a las demás, reconocer en qué son buenas, impulsarlas a ser mejores y ayudarlas a crecer.

Cree en ti misma sin menospreciar a las demás. En los asuntos del Señor estamos en la posición de exaltar a Cristo con nuestro ejemplo. Nuestra autoestima, seguridad y confianza tienen su raíz en Cristo. Él nos reviste de poder y sin Dios nada podemos hacer.

Ser una mujer segura también puede llevarte a una promoción laboral. Lo creo fielmente, pero tampoco me enajeno de la realidad que enfrentamos las mujeres cuando éstas se desenvuelven en una empresa que en su mayoría son hombres y alguno de sus superiores, en términos jerárquicos, tiene una personalidad un poco machista. Enfrentamos muchos obstáculos y grandes retos para poder sobresalir. Hasta para ser remuneradas justamente tenemos que ser seguras y luchar sabiamente. Una mujer segura se educa y actúa con prudencia. Las mujeres también somos inteligentes y con grande potencial.

Soy de las mujeres que cree que así como la mujer crece, los hombres también. Es sabio canalizar los pensamientos de manera imparcial en cuanto a crecimiento se refiere. Ellos también pueden crecer en todas sus facetas.

Ser una mujer segura te lleva a vivir experiencias nuevas y a no cohibirte cuando de tus sueños se trata. ¡Claro que sí! Hay una expresión que usé anteriormente en un artículo y es que cuando te dedicas a vencer tus miedos, ya no puedes volver atrás. Es una manera de experimentar libertad. Una vida en libertad de la buena. Donde sabemos qué cosas nos convienen y qué cosas no aportan a nuestro crecimiento. Aprendemos a descartar con facilidad lo que no vaya cónsono a nuestros sueños y metas.

La seguridad en una mujer la hace bella. Es muy bonito ver que mujeres se levantan y deciden crecer e impulsarse las unas a las otras. En su todo, aprenden a manejar sus roles sabiamente. Dios nos dio esa capacidad. Impúlsate a creer en ti, a ser de bendición donde fuiste plantada y sé una mujer segura. Aquella que sabe quién es, cuánto vale, para donde va y qué quiere. Pero lo más importante en su vida es saber quién es Dios en ella.

Con amor,

img_0832
                                 Lisa Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s