No puedes vivir en un estado permanente de queja. Simplemente NO.

17 de octubre de 2018

Pensamiento: La queja sólo conduce a mantenerte en un estado inerte y permanecer en derrota. La queja es empleada para sólo producir alivio por ciertos segundos, pero prolonga que el estado inconforme crezca y no te lleva a una verdadera solución. La queja simplemente te lleva a perder el tiempo cuando puedes hacer algo para cambiar tu situación.

El tema de hoy es la queja. Aquellas expresiones que revelan nuestra inconformidad, pero sólo se quedan ahí. Mi opinión es que ya de por sí escuchar la palabra queja no me causa una reacción positiva. ¿Por qué? Te explico mi punto de vista. La queja se asoma cuando existe un estado de inconformidad, sea por las circunstancias que sean, pero la persona que la efectúa no hace nada para cambiar la situación que le aqueja o no puede hacer nada porque no depende de ella cambiar esa situación que no le produce satisfacción ni paz. Podría darse el caso de que la persona sea malagradecida y no pueda ver las bendiciones que están sobre su cabeza o que simplemente sea una persona que todo lo toma de forma negativa. 

He tenido esta semana la experiencia de encontrarme con dos personas que se desahogaron conmigo en forma de queja. Todo lo que escuché fueron quejas. Y su queja venía acompañada de resignación e impotencia. Su tono de voz era simplemente poco agradable al oído. Me acordé de la gota de agua que sino se toma acción llega a ser molestosa. Estas dos personas tenían quejas diferentes. Una de ellas se ve frustrada e impotente para cambiar su situación personal. La otra lo que le aquejaba era su estado de salud actual y no asumía con realismo lo natural de la vida cuando se llega a una edad muy mayor. Ambas situaciones eran diferentes pero sus palabras sonaban iguales. INCONFORMIDAD y tal vez INCAPACIDAD DE ACEPTACIÓN por falta de madurez.

De repente, estando abrumada por mis afanes diarios y mis responsabilidades, les admito que escuchar quejas no me gusta para nada, pero decidí escuchar para tan pronto tener una pequeña oportunidad de respiro, decir lo que pensaba firme y sabiamente y ponerle punto y final. ¿Sabes qué pensé? Sí es muy fastidioso escuchar quejas constantes, no me quiero imaginar el oído de Dios. Dios escucha todas nuestras quejas. En realidad, sentí pena. Y no me malinterpreten. Las mujeres podemos ser muy buenas escuchando y Dios mucho más, de eso no hay duda. Pero existe un límite cuando conoces una queja que salió de repente y por naturalidad, como otra que sale de una persona que vive en estado permanente de queja. Ese es mi punto hoy. Vivir en un estado permanente de queja. 

A2CDDF0D-B39D-4899-936D-103CA3DD7273

Te pregunto, ¿se vale quejarse constantemente y no hacer nada para cambiar la situación? Personalmente creo que no. Y siendo sinceras, sabemos que hay cosas que Dios puede hacer a favor de nosotras y otras que nosotras tenemos que agarrar el sartén por las manos y tomar acción. 

Te comparto algunos versos que hablan sobre la queja:

  • “Aconteció que el pueblo se quejó a oídos del Señor” y ardió su ira. Se encendió entre ellos un fuego que consumió uno de los extremos del campamento.” Números 11:1
  • “Ni murmuren contra Dios, como lo hicieron algunos y sucumbieron a manos del ángel destructor.” 1 Corintios 10:10 
  • “Háganlo todo sin quejas ni contiendas.” Filipenses 2:14 

¿Cree que a Dios le gusta escuchar quejas? Creo que no. Y más cuando su palabra nos exhorta a regocijarnos y a aprender a vivir con gozo en cualquier circunstancia. Y si, perdóname, se lee fácil pero no lo es. Pero cuando internalizamos las escrituras, ella misma nos exhorta a actuar. Y si quieres creer más, hasta la misma fe sin actos es muerta. La fe sin actos carece de sentido.  Cuando le pedimos a Dios que nos abra el entendimiento para comprender lo que dice la escritura conforme a lo que el mismo Espíritu quiere impartir, o sea, una sana interpretación de la Palabra de Dios, el Señor nos la da. 

Consejos para dejar de quejarnos y cambiar nuestras circunstancias:

  • Orar y buscar dirección.
  • Actuar. Movilizarse para cambiar ese estado indeseado.
  • Comunicar sabiamente nuestras circunstancias con alguien de confianza y que pueda ayudarle en su situación. Sea selectivo en este paso y no busque a cualquier persona. Puede tomarlo como una orientación para que la impulse a comenzar a cambiar lo que le aqueja.
  • Comunicación efectiva. Escuche y deje hablar. Entienda también a la otra parte.
  • Añádele un poco de realismo a tu situación y reconoce si vale la pena luchar por cambiar la situación. A veces, cuando andan dos juntos y uno no logra complementarse ni desea cambiar, es una lucha en vano. Sea inteligente y deshágase a tiempo de lo que no le conviene. No pierda la vida ni su tiempo.
  • Buscar ayuda profesional de ser necesario y basado en sus circunstancias. Pida recomendaciones de personas confiables y le han demostrado con hechos que son de buen juicio. Personalmente creo en la ayuda profesional, siempre y cuando esa persona profesional sea recomendada y confiable. No se deje impresionar por los títulos. Puede pedir varias recomendaciones y opiniones. Nunca está demás.
  • Buscar ayuda espiritual siempre es necesaria. Y también tenga cuidado aquí. Ni los títulos ni los seguidores que pueda tener una persona garantizan que éstas personas sean aprobadas por Dios. Ni mucho menos que estén capacitadas para guiarlas sabiamente y conforme a lo que dice las Escrituras.

Edúquese, crezca y siempre busque alternativas para promover una cultura orientada a las soluciones y menos propensa a las quejas. Las quejas son molestosas y nunca resuelven nada. Y si está inconforme con algo, háblelo de la mejor forma para que sea escuchada y se puedan provocar cambios positivos y para el bien común.

Con amor,

img_1799
Lisa Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s