La lucha por erradicar un mal social como la violencia de género empieza por ti, MUJER

2 de octubre de 2018

Pensamiento:

“Si tú aprendiste a amarte, tus expectativas deben comenzar desde ahí y no menos de lo que haces contigo misma. No puedes bajar tus estándares.” Lisa Rodríguez

Verso bíblico:

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante a este: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que estos”. Marcos 12:30-31

¡Todo empieza por ti mujer! Antes de empezar este escrito me encantaría que leyeras este artículo encontrado en la página web de ONU MUJERES (Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y Empoderamiento de las Mujeres) http://www.endvawnow.org/es/articles/300-causas-factores-de-riesgo-y-de-proteccion.html 

Aquí se expone claramente las causas que propician violencia en la mujer, factores de riesgo y protección. Claramente vemos que es importante que el gobierno cree legislación para estos fines, que la sociedad cree organizaciones o grupos de apoyo para brindar ayuda adicional a las mujeres en diversas áreas, cómo lo son los aspectos económicos, educativos, relaciones interpersonales, psicológicos, entre otros. Que entidades religiosas creen e integren programas que refuercen el conocimiento hacia el valor de la mujer en la sociedad y dentro de la iglesia, y que sea la mujer quien tome la decisión de amarse más y dar más de ella. El artículo abarca mucho más en esto.

Y partiendo de esto, quiero enfocarme en los factores de riesgo que propician la violencia de género. No se si haz escuchado este dicho: “El hombre llega hasta donde la mujer se lo permite” Y créeme es muy cierto. Y si lees el verso bíblico encontrado en la parte superior, claramente no hay mayores mandamientos que amar a Dios, amarte a ti y por consecuencia al prójimo. De eso parte todo. Ahora, ¿por qué se ha viciado el significado de ese mandamiento? Tenemos claro que nos vamos a enfocar a lo que implica amarte a ti y al prójimo. ¿Por qué nos cuesta aplicar esto a nuestras vidas? Puedo sugerirles que tenemos un falso concepto o entendimiento de lo que es el amor. Muchas veces nuestro conocimiento se ve limitado a nuestra primera base, lo que aprendimos en nuestro entorno familiar. Y desconocemos la verdadera fuente del amor, DIOS. Tenemos que comprender esto e interiorizarlo en nuestro corazón. 1 Juan 4:8 dice, “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.” Eso no necesita explicación. Y te invito a leer 1 Corintios 13 para que veas lo que es el verdadero significado del amor. Tenemos suficiente evidencia en la biblia sobre el amor de Dios hacia nosotras. Nadie ha dado mayor amor a nuestras vidas que Dios. Y me dirás, ¿a donde quiere llevarme esta mujer? A que cuando comprendes esa magnitud de amor hacia tu vida y entiendes que tienes un valor, a partir de ahí comenzará tu búsqueda de amarte más como mujer. Muchos quieren enajenarse de la realidad de un Dios vivo, pero con tan sólo mirar la creación basta para fundamentar su existencia.

El artículo expresa muchas realidades que enfrentamos las mujeres y que nos ponen en una desventaja frente a la figura masculina. Estamos en desventaja en remuneración laboral y todavía existe discriminación en el lugar de trabajo, etc. Nuestro país grita: “Necesitamos de mujeres líderes y que velen por nuestro bienestar y derechos.” En Puerto Rico existe un factor cultural muy importante que cabe mencionar, nuestro país es en grandes proporciones uno machista. Por lo tanto, la mujer tiene que empoderarse sabiamente, sin dañar su diseño divino, para que no sea catalogada como una mujer que busca minimizar al hombre neciamente. El punto no es enaltecer a la mujer para socavar la figura del hombre. Creo en el liderazgo masculino como también creo en el liderazgo femenino. Todo puede manejarse de manera sabia. Cuando hablo de empoderarlas es dedicarnos a nuestro crecimiento personal y tomar la palabra de Dios cómo la mejor herramienta para manejarnos en esta tierra. Empoderarlas es, en palabras sencillas, otorgarnos a nosotras mismas poder, y en el mejor de los términos. Poder para actuar, decidir y luchar por un bienestar común. También hacer valer lo que Dios dice en su palabra. Tengo que creer y hacer lo que Dios dice en su palabra sin tener en poco que debo andar sabiamente en esta tierra.

Que les sugiero a las mujeres:

1. Estudien y busquen crecer en conocimiento en todas las áreas que les sean posibles. Tanto espiritual como secularmente. Una mujer informada correctamente puede llegar muy lejos. Hay muchos asuntos que no son expuestos explícitamente en la palabra y tenemos que educarnos en ellos. Lo espiritual no te enajena de la realidad.

2. Busquen ayuda profesional cuando entiendan que algo les perjudica o no les ayuda a crecer. A veces aprendemos cosas de nuestra familia que no son correctas. Muchas de las conductas que adaptamos a nuestra vida son aprendidas por parte de nuestros familiares y no necesariamente son beneficiosas para nuestra vida. No todo lo aprendido es bueno. Modificar o eliminar costumbres dañinas es muy saludable para nuestras vidas y es una forma de no actuar egoístamente.

3. Fortalezcan su autoestima. Promuevo continuamente esto en la mujer. Porque una autoestima saludable te ayudará a canalizar muchas decisiones en tu vida para tu propio bien.

4. Sean independientes económicamente. Esto te ayuda a fortalecer tu deseo de ser útil, adquirir lo que deseas, aportar a tu casa, tener poder de decisión, etc.

5. Rompe patrones destructivos. Los cambios muchas veces cuestan, pero te ayudan a escalar nuevos niveles en tu vida personal, laboral y relacional.

6. Mantén valores y principios de calidad en tu vida. Toda decisión que tomamos en nuestra vida están arraigadas a ellos. Una mujer con valores y principios de calidad tiene una buena base para dirigirse en la vida.

7. Apoya las causas que favorecen a la mujer y que son manejadas con sabiduría. Una buena causa no minimiza a nadie para hacer resaltar una sola parte.

8. Evalúa tus relaciones y sal de aquellas que son tóxicas para tu vida. Todas anhelamos estar en relaciones saludables. Y es obvio que necesitamos adquirir información para entender la madurez que conlleva este asunto. Hay especialistas en esta área que te pueden ayudar grandemente. Edúcate lo más que puedas. La ignorancia nos lleva a cometer muchos errores.

9. Apoya y hazte sentir en el gobierno a través de las diferentes plataformas creadas para el beneficio de la mujer. Hazte sentir en tu comunidad, en tu lugar de trabajo, entre tus amistades, etc. Nunca tengas en poco lo que puedas aportar a tu sociedad o en el lugar donde te desenvuelvas.

10. Nunca apoyes lo que denigra la imagen de la mujer. La mujer es mucho más que un símbolo sexual y más que un simple estereotipo. La mujer tiene mucho potencial que explotar para el beneficio de otras.

11. Considera muy importante tus decisiones. Por eso, medita y considera las implicaciones que conllevan tus decisiones.

12. Ten expectativas altas de ti, saludables en cuánto a los demás y siempre se una mujer realista. Una mujer debe actuar con madurez, en muchos aspectos de su vida, cuando ha alcanzado su etapa adulta. Cada etapa trae su propio grado de madurez.

13. Sobre todo, guarda tu mente y corazón. Eres tú, más que nadie en el mundo, que debe cuidarse a sí misma.

¿Cómo erradicaremos la violencia hacia la mujer o aportaremos nuestro grano de arena para que las estadísticas reduzcan sus números? Empezando por fortalecernos a nosotras mismas y apoyando a las demás. Las mujeres podemos crear eslabones fuertes para empoderarnos y crecer. Cambia tu percepción de lo que es ser una mujer en la sociedad y en el mundo entero. No hay un sólo rol definido para la mujer. La mujer puede desenvolverse en el gobierno, empresarialmente, como un ministro de Dios, como madre, como todo lo que ella quiera hacer. Toda lucha empieza en nuestro interior.

Con amor,

                                                                                       Lisa Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s