Cuida tus actitudes, porque algunas no te llevarán a alcanzar lo prometido

6 de septiembre de 2018

Pensamiento:

“A veces somos nosotras las que con nuestras actitudes retrasamos las promesas de Dios para nuestra vida.”

Todas sabemos que las promesas del Señor son un Sí y un Amén. 2 Corintios 1:20 dice: “porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.” Con este sólo versículo les puedo decir que es más que suficiente cuando de creer se trata. Ahora, encontré un detalle en él. El verso dice “por medio de nosotros…” ¿Qué implica esto? Que nuestra actitud ante Dios cuando nos da una promesa es importante.

¿Recuerdan la historia del pueblo hebreo cuando Dios los rescata de Egipto y los lleva al desierto para introducirlos en la tierra prometida? Quiero llevarlas allí para que puedan ver qué actitudes retrasan promesas o quizás tal vez no las puedas ver realidad. Esa generación nunca entró a la tierra prometida, sino que una nueva generación fue la que logró conquistar una promesa. Quizás porque sintieron miedo, dudaron, murmuraron o perdieron de vista el verdadero enfoque. Entonces me dirás, ¡Lisa, realmente nuestra actitud ante Dios sí importa y mucho! ¿Quieres estar años logrando ver una promesa realidad? ¿Quieres divagar entre la duda, incredulidad, queja o hasta alejarte de Dios? ¿Te imaginas luchar por tanto tiempo y al final no ver nada? ¿Conoces la voluntad de Dios para tu vida?

Hago una pausa aquí. De esa generación, dice en Deuteronomio 1:36: “excepto Caleb hijo de Jefone; él la verá, y a él le daré la tierra que pisó, y a sus hijos; porque ha seguido fielmente a Jehová. Ni siquiera Moisés pudo entrar a la tierra prometida. ¿Y sabes porqué? Porque esto no se trata de posiciones religiosas, sino de fe y obediencia.

El pueblo tenía como guía a Moisés, pero hoy en día tú y yo tenemos al Espíritu Santo que es nuestro guía. Y si eres una hija de Dios dejarás que Él dirija tus pasos. Hoy no tenemos tan visible una columna de nube de día o una de fuego durante la noche que te de visualmente una garantía de que Dios está contigo; pero sin dudar puedo decirte que realmente no hay intermitentes para saber qué Dios está con nosotras en el camino de perseguir su voluntad.

¿Qué actitudes retrasan promesas?

Dudar: “Pero pida con fe, sin dudar; porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra.” Santiago 1:6

Incredulidad: “Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad.” Hebreos 3:19

Queja: “ Aconteció que el pueblo se quejó a oídos de Jehová; y lo oyó Jehová, y ardió su ira, y se encendió en ellos fuego de Jehová, y consumió uno de los extremos del campamento. Números 11.1

Murmuraciones: “Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche. Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos! ¿Y por qué nos trae Jehová a esta tierra para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros niños sean por presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto? Y decían el uno al otro: Designemos un capitán, y volvámonos a Egipto.” Números 14:1-4

Idolatría: “No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.” Éxodo 20:3-6

Ignorar la guíanza de Dios: “Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.” Deuteronomio 31:8

Falta de confianza en Dios: “Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.” Proverbios 3:5-6

No entregarle a Dios todos los anhelos de tu corazón: “Encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados.” Proverbios 16:3

No tener convicción: “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” Hebreos 11:1

No conocer el propósito de Dios: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Romanos 12:2

Algunas de estas actitudes las podemos encontrar en el pueblo hebreo durante su trayectoria por el desierto. Les digo algunas porque ellos conocían el propósito de Dios al llevarlos por el desierto, pero aún así decidieron asumir actitudes que provocaron retrasar una promesa. Les tomó casi 40 años llegar tan cerquita a la tierra prometida y su final fue muy triste. Esa generación no entró. ¿Todo ese tiempo para ver una promesa cumplida y que al final por mi actitud la pierda? ¿Realmente deseas eso? En la actualidad, eso se puede recorrer en menos tiempo. Y no es porque se haya encogido el desierto, no. Si meditas más allá, son nuestras actitudes las que a veces nos hacen divagar por mucho tiempo sin encontrar un rumbo certero hacia la verdadera voluntad de Dios para nuestras vidas. Esa voluntad que es buena, agradable y perfecta.

Te invito a que medites en todas las actitudes mencionadas aquí y puedas decirle al Señor hoy:

Padre, si he fallado al no creerte, quejarme y no tener confianza en ti en cuánto a lo que me haz prometido, perdóname y vuelve mi corazón a uno que se apasione por ti y pueda perseguir sin dudar lo que dijiste para mi vida. Reconozco que sin ti nada puedo hacer y que en tu nombre alcanzaré las promesas. Amén.

Con amor,

Lisa Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s