Conviértete en una Mujer Resiliente

4 de septiembre de 2018

Pensamiento: Nunca más vuelvas a estar en el suelo. Nunca más vuelvas a caminar en derrota y permítele a Dios transformarte desde tu interior.

Me he dado cuenta que todavía en el mundo de hoy, tan avanzado en información y múltiples accesos a ella, existan mujeres que les hacen falta un estrujón. Mujeres que no ambicionan, no tienen sentido de superación, conformistas hasta para escoger al primer hombre que se les acerca y les endulza el oído, mujeres que desconocen su propósito en esta tierra, no reconocen su valía, no saben su potencial y no aspiran a crecer diariamente y traspasar sus propios límites. Mujeres que se retan ellas mismas y van por más. Mujeres que si tropiezan o tocan fondo; se sacuden, se levantan y siguen hacia adelante. 

¿Haz escuchado lo que es ser una mujer resiliente? Es la capacidad de adaptarse, recuperarse y salir fortalecido de cualquier adversidad. Una capacidad que supone una oportunidad para superar los retos que se presentan en nuestro día a día y estar preparada para lo que venga.

Entre las cualidades que definen a una mujer resiliente está ser receptiva, optimista, con sentido del humor, soñadora, tenaz, influyente y segura de si misma. Anónimo

Ya Dios nos entregó esta arma poderosa llamada “Resiliencia”. Aquí te comparto algunos versos bíblicos para que camines confiada en Dios y nunca más vuelvas a caminar cabizbaja e insegura en tu vida.

  • Romanos 8:28: “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.
  • Filipenses 4:13: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”

alex & angeli

¿Te propongo algo? Tú eres la única capaz de salir de donde estás. Nadie más que tú. ¿Por qué? Porque es tu responsabilidad cuidar de ti misma, darte valor y negarte a lo que te destruye. Eres tú la que tienes que pararte firme y decidir por ti; por tu bienestar emocional, espiritual y físico. Eres tú la única que puede caminar con su cabeza en alto y dejar de vivir una vida carente de sentido y llena de mediocridad. ¿Por qué mediocridad? Porque una mujer que decide vivir sumergida en el dolor, rencores, envidias, sin sentido de superación, es conformista y todas aquellas cosas que no aporten bien a su vida; vive en mediocridad. Tú puedes detener ese ciclo destructivo para tu vida.

Y te preguntarás, ¿Quién es Lisa para decirme esto? Pues para que te enteres, soy una mujer que un día vivió en mediocridad. ¿En qué aspectos de mi vida? No me daba el valor que Dios me había dado desde la eternidad, tenía un criterio bien pobre para escoger bien a un hombre, no le daba valor a mis valores y convicciones, me faltaba carácter para defender lo que me hacía bien, tenía baja autoestima, y mi mentalidad era muy pobre. En fin, me di cuenta que necesitaba crecer en muchas áreas de mi vida para no seguir cometiendo errores y colocarme en segundo lugar. ¿Por qué sabes algo? Tú eres tu prioridad. Toda decisión debe pasar por el cedazo de que si a ti te hace bien y no perjudica a nadie más, puedes proseguir.

Te aseguro que al leer estas palabras saldrás animada a no conformarte con tu estado actual y decidirás hacer algo por ti. Te atreverás a perseguir tu propósito en esta tierra, harás lo que detuviste por años por colocarte en segundo lugar, te darás nuevas oportunidades y aprenderás a tomar mejores decisiones. Eso fue lo que yo hice por mí desde que decidí colocarme en primer lugar en mi vida. Todo está en cambiar tu mentalidad y permitirle al único Dios verdadero transformar tu vida desde el interior. Toma este escrito como una herramienta para revolucionar tu interior.

Te aseguro que tu vida no será igual. Al permitirle al Señor cambiar tus pensamientos y creer con plena convicción en El y en lo que dice su palabra, podrás crecer y salir adelante. Ya no habrá suelo en tu vida, solo para inclinarte a adorar al Rey de reyes.  Te invito a que si no conoces del Señor le permitas entrar en tu corazón y anheles ardientemente nunca más ser igual. Sumergete en su palabra y decide por ti y por tu crecimiento. Dios es real y puede hacer de ti una mujer nueva y resiliente.

Con amor,

img_1799

Lisa Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s