Cuando Interrumpimos a Nuestros Hijos por Amor

27 de junio de 2018

Versículo Bíblico: Efesios 6:1-4

Pensamiento:

Herencia preciosa son los hijos. Siendo así es nuestra responsabilidad depositar en ellos un legado que trascienda a lo eterno, reconociendo así que su eternidad pertenece a Dios y no al mundo. Por Suheil Cruz

Quiero compartir un poco con ustedes acerca del tema de la crianza de nuestros hijos.  Como madres estamos llamadas a bendecir, proteger, criar, proveer y también interrumpir a nuestros hijos. ¡Sí, mamá! En ocasiones llegaremos a incomodar a nuestros pequeños y no tan pequeños, pero a eso nos ha llamado Dios.  A la hora de ser de interrupción a nuestros hijos es necesario ser sinceras primeramente con nosotras mismas. Corregir y pedir perdón a ellos cuando hemos sido nosotras las que fallamos en algún punto o periodo de disciplina. El primer mandato con promesa dice que nuestros hijos deben obedecernos; pero también habla a los padres -aunque en este momento me refiero a ti mamá- a no provocar a ira a nuestros hijos, sino criarlos en disciplina y amonestación del Señor. (Efesios 6:2)

lisarodriguez.blog

Sin duda alguna esto es tarea difícil. Pero cuán grande recompensa recibimos de parte de Dios cuando lo intentamos sin rendirnos. ¡Claro que sí mamá, lo intentamos! Estás de acuerdo que, así como su crecimiento sigue en aumento; de la misma forma crece nuestro deseo y capacidad por llevarlos a tomar las mejores decisiones en cada etapa de sus vidas.  Eso es una interrupción que definitivamente traerá bendición consigo; establecerá valores y temor a Dios en cada decisión que tomen con tu ayuda.  Inculco a mis hijos a que no hay mayor y mejor amistad que la de Dios.  Que sólo esa amistad trasciende a través del tiempo y está sellada con un acto de amor insuperable. Les hablo del sacrificio de amor que ese amigo hizo en la cruz.

En Proverbios 18:24 dice: “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano.” Dios es amigo y su relación es mucho más profunda que la de un hermano. Es Él quien camina junto a ellos en todas las situaciones que enfrenten en la vida. Acuérdales que Dios siempre está presente en sus vidas, aun cuando tú no estés físicamente a su lado.  En el tiempo de dificultad, donde ellos se vean en la obligación de tomar decisiones importantes, confía en que el Espíritu Santo traerá a su memoria todas esas ocasiones en las que te viste en la necesidad de interrumpir la privacidad de su habitación -una llamada o alguna actividad- y proveer allí un consejo o instrucción.

“Mamá, es muy importante llevar claro el mensaje de que tu hogar corre con decisiones basadas en lo eterno, en el temor y honra a Dios.”Suheil Cruz

Quiero compartir contigo unos versículos de la palabra de Dios que pueden ser muy útiles para esas conversaciones tan importantes que pueden surgir en el transcurso de la crianza de nuestros hijos.  Antes, quiero dejar esto plasmado en tu mente: “Mamá, es muy importante llevar claro el mensaje de que tu hogar corre con decisiones basadas en lo eterno, en el temor y honra a Dios.”  Pero, igual de importante es que ese mensaje también sea transmitido dando ejemplo de lo que queremos decir con nuestras acciones.

Aquí te comparto algunos versículos guía para la crianza de nuestros hijos:

Disciplina y amor:

  • Proverbios 3:12: “Porque el Señor a quien ama reprende, como un padre al hijo en quien se deleita.”

Disciplina, carácter y esperanza:

  • Romanos 5:3: “Y no solo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, carácter probado; y el carácter probado, esperanza; y la esperanza no desilusiona, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo que nos fue dado.”

Rápido para escuchar, lento para hablar:

  • Santiago 1:19-20: “Esto sabéis, mis amados hermanos. Pero que cada uno sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira; pues la ira del hombre no obra la justicia de Dios.”

Empatía:

  • Efesios 4:15: “Sino que, hablando la verdad en amor, crezcamos en todos los aspectos en aquel que es la cabeza, es decir Cristo.”

Esperanza en lo que no se ve:

  • Romanos 8:24: “Porque en esperanza hemos sido salvos, pero la esperanza que se ve no es esperanza, pues, ¿por qué esperar lo que uno ve? Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo guardamos.”

Aprendiendo a decir “NO” y establecer límites:

  • Éxodo 18:17: “Y el suegro de Moisés le dijo: no está bien lo que haces. Con seguridad desfallecerás tú y también este pueblo que está contigo, porque el trabajo es demasiado pesado para ti; no puedes hacerlo tú solo.”

Amor por el mundo:

  • 1 Juan 2:15-16: “No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.  Porque todo lo que hay en el mundo, la pasión de la carne, la pasión de los ojos y la arrogancia de la vida no proviene del Padre, sino del mundo.”

El poder de la oración:

  • Romanos 15:5-6: “Y que el Dios de la paciencia y del consuelo os conceda tener el mismo sentir los unos para con los otros conforme a Cristo Jesús, para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.”

Ejemplo:

  • 1 Corintios 10:23-24: “Todo es lícito, pero no todo es de provecho. Todo es lícito, pero no todo edifica.  Nadie busque su propio bien, sino el de su prójimo.”

Resistencia y paciencia:

  • Colosenses 1:10-11: “Para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, dando fruto en toda buena obra y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder según la potencia de su gloria, para obtener toda perseverancia y paciencia, con gozo.”

Estos versos han sido de bendición a mi vida. Te invito a que te reconfortes en la palabra de Dios y, cuando la crianza de tus hijos se torne difícil, sea su Palabra tu más profundo refugio. Mamá, Dios escucha tus oraciones con precisión; pues Él también anhela lo mejor para ellos.

Te invito a que te reconfortes en la palabra de Dios y, cuando la crianza de tus hijos se torne difícil, sea su Palabra tu más profundo refugio.Suheil Cruz

Comparto este pensamiento que transmite al balance justo en la crianza:

“Nuestro amor se suaviza si no es fortalecido por la verdad, y nuestra verdad se endurece si no es suavizada por el amor” – John Scott.

La esencia de la empatía es balancear la verdad con el amor. Un padre rescatador se apoya firmemente en el amor, pero elude la verdad.  Un padre dictador se apoya firmemente en la verdad, pero le añade muy poco amor.  Un padre consejero es capaz de expresar el amor por su hijo sin importar lo que este diga o haga; y es aún lo suficientemente fuerte para asignar las consecuencias apropiadas para permitir que su hijo se esfuerce, de manera que el verdadero aprendizaje tenga lugar.  Es un balance difícil y nuestra ansiedad o ira a menudo revela donde estamos nosotros en el espectro entre el rescatador y el dictador. ¿Es su amor demasiado blando, o su verdad demasiado dura? Lograr un equilibrio entre verdad y amor modela la relación de nosotros con nuestro Padre celestial.

Mamá, no te canses de sembrar. Deseo que cada interrupción y cada intervención a tus hijos estén cargadas de sabiduría, teniendo siempre como centro a Dios. Cita la palabra de Dios a tus hijos creyendo firmemente que ésta regresará cargada de frutos y buenos resultados.

Con amor,

img_9913
Suheil Cruz

2 comentarios sobre “Cuando Interrumpimos a Nuestros Hijos por Amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s