Soltera a los 30

17 de marzo de 2018

Verso Bíblico:

“Espera con paciencia al SEÑOR; sé valiente y esforzado; sí, espera al SEÑOR con paciencia.” Salmo 27:14

Así lo empiezo, espera. En una conversación que tuve con una amiga me preguntó porqué estaba soltera a los 30. 🙈🙉🙊 No veo, no escucho y no quiero hablar, ja ja ja. Pero si es necesario que otras como yo vean que no son las únicas y que todavía hay esperanza.

Ya la sociedad espera que antes de los 30 años te hayas casado y tengas por lo menos 2 a 3 hijos. Eso es lo que la sociedad espera. Y me pregunté: ¿Y mi opinión qué? Lo que yo quiero y deseo qué. Si va en contra de lo que esperan otros, yo me mantengo en lo que quiero y deseo. Tengo la palabra de Dios, fiel consejera; que no cambia sino que sus consejos y estatutos permanecerán fiel hasta el fin. Simplemente aún no ha llegado el momento. Este momento de soltería lo tomo para disfrutarme, fortalecer aquello que necesito fortalecer, sanar aquello que necesito sanar, trabajar en la obra y saber que es lo que quiero y espero. Las mujeres maduras tenemos expectativas altas. Dios nos ama y nos dará algo bueno. Pero es nuestra decisión. Ya cuando conocemos lo que el Señor dice en su palabra, sabemos como actuará un verdadero hombre de Dios para nuestra vida. Solo nos tomaremos el tiempo necesario para conocer muy bien a la persona que hace latir nuestro corazón para darnos cuenta si nos conviene o si no. Las invito a ser maduras en este proceso. A ser realistas y solo darte el tiempo necesario para hacer una bonita amistad y conocerlo mejor. Creo que habrá un tiempo donde sabremos cuando abrir nuestro corazón un poco más para darnos esa oportunidad de amar saludablemente y disfrutar de esa temporada hermosa del inicio de una relación que proyecta seriedad, compromiso y crecimiento.

Cuando avanzo más, me doy cuenta que existen otras como yo y caminan tan seguras y esperando el momento donde Dios colocará a esa persona que crecerá a nuestro lado. Aspiramos a tener a una persona madura, segura y que nos impulse a crecer en todas las facetas que nos complementan como mujer y como idónea también. También que esa persona posea cualidades excepcionales es muy importante si realmente es un buen prospecto. Maduro, buen administrador, sabe tomar decisiones y establece prioridades personales, sereno, calidad humana, ame a los niños, comprensivo y paciente, no explosivo, etc.

Las experiencias nos hacen fuertes y firmes. No hay porqué sucumbir a la primera presión social que se asome. No se vale cometer el error de tomar lo primero que venga por que quizás se asomó la desesperación o tal vez fue el primero que se apareció y no se ha acercado alguien más. Todo tiene su tiempo, y el tiempo de amar llegará. Pero este momento tómalo para conocerte más y saber que es lo que quieres. Tener expectativas reales no es malo. Malo es tener expectativas irreales y soñar el mundo de Disney. No se vale la ingenuidad en el amor.

La vida nos enseña a tener principios, convicciones y valores no negociables. A tener visión y expectativas de futuro que se podrán complementar con la persona indicada. A tener altas expectativas de ese hombre que anhelas a tu lado. No perfecto pero el idóneo. Por lo menos, existe algo fundamental que debemos saber, que ame a Dios. Hay cosas que se pueden aprender en el camino y adquirir en el trayecto. Ya a estas alturas podemos saber cuando ser flexibles y cuando no. Sabremos que podríamos modificar solo para establecer un mejor vínculo con ese ser que se convertirá en el prospecto de tu futuro cónyuge.

Si eres una mujer madura, no buscas a un hombre con menos madurez que tú. Y si eres cristiana, el amor a Dios tiene que ir por encima de ti. En algunas de las noches he recreado en mi mente momentos en los que me he imaginado al lado de mi pareja emprendiendo, adorando, ayudando a otros juntos, realizando proyectos juntos e individuales, observando correr a pequeños en la casa, etc. Porque toda mujer trabajadora anhela eso y más. El Señor sabe nuestros deseos pero también sabe lo que nos conviene. No aspiramos a tener una vida común y monótona. Deseamos hacer algún tipo de diferencia, algo así de vivir un propósito juntos.

Pero apelo a la madurez y al sano juicio para este proceso tan importante. Ese es mi consejo. Ya a los 30, y más allá de los treinta, hemos adquirido experiencias de vida que nos han traído madurez y conocemos más lo que estamos dispuestas a aceptar y que no. Te invito a que diariamente busques del Señor y que tú corazón se lo confíes al Señor. Deposita toda tu confianza en Él. El Señor sabe dar lo que te conviene y no será de tropiezo para tu crecimiento en Dios y como mujer.

Con amor,

Lisa Rodríguez
Lisa Rodríguez

2 comentarios sobre “Soltera a los 30

  1. https://neuro-elite.net/

    I’m honored to obtain a call coming from a friend as soon as he
    identified the important points shared in your site.
    Studying your blog posting is a real wonderful experience.
    Thank you for taking into consideration readers much like me, and I
    want for you the best of achievements like a professional in this realm.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s