Y yo de esta manera corro…

2 de marzo de 2018

Lectura Bíblica: 1 Corintios 9:24-27

Pensamiento: Si desarrollamos enfoque, determinación y perseverancia en nuestro andar cristiano, iremos de gloria en gloria con nuestra mirada fija en la corona de salvación.

Una vez más, Dios nos habla a través de la profecía más segura: su Palabra. Pablo dijo: “…yo de esta manera corro.” Dios nos habla de tener enfoque, determinación y perseverancia para permanecer en sus caminos y propósitos.

“¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.” 1 Corintios 9:24-27

Ese es el consejo divino para nuestras vidas. Que nada nos aparte de sus propósitos. Pablo tenía su mirada fija en la meta.

“Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte, si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos. No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. Así que, todos los que somos perfectos, esto mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios.” Filipenses‬ ‭3:7-15‬ ‭

Si perdemos de vista la salvación, el plan eterno para nuestra vida, podría ocurrir que nos desviemos del camino del Señor. Por eso exhorto a que nunca perdamos la verdadera esencia del evangelio, Cristo. Él es el principio y el fin. Con esa frase observamos que Dios es el centro y el todo para lo cuál vivimos y existimos. Nuestra meta es crecer y parecernos más a Cristo. Que los deseos de nuestro corazón sean el permitirle al Espíritu Santo ser moldeadas y podamos someternos sin poner resistencia a los procesos de Dios para nuestra vida.

Si hoy te sientes entre dos aguas, desanimada, necesitas convicción de fe, mi oración es que reafirmes tu fe, tu visión sea aclarada y que no permitas que nada ni nadie te aparte de este andar en Dios. Si necesitas aceptar al Señor, te invito a que ores esta sencilla oración:

Señor Jesús, hoy reconozco que necesito de ti. Te acepto como mi único Salvador. Doy este paso de fe reconociendo que viniste a este mundo y moriste por mi en una cruz para darme vida y en abundancia. Sólo a través de ti puedo obtener la salvación. Resucitaste al tener día venciendo a la muerte. Fuiste la muestra del más grande y puro amor hacia la humanidad. Trabaja en mí y llévame a crecer en ti. En el nombre de Jesús, Amén.

Si hoy sólo necesitas una motivación para enfocarte más y dar lo mejor de ti al Señor, te invito a realizar esta sencilla oración:

Señor, que tu prioridad sea mi prioridad. Ayúdame a desarrollar tal firmeza para nunca alejarme de ti y tampoco permitir que otros me hagan dudar de ti y de tus propósitos para mi vida. Si algo no me acerca a ti, aléjalo o simplemente ayúdame a ser firme en lo que creí y creo. Padre, ayúdame a valorar cada día tu sacrificio. Amén

Que esta sea una oración que también hagas tuya. Corre de tal forma que nada te aparte del gran amor de Dios.

Con amor,

Lisa Rodríguez
Lisa Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s