Vivir en Libertad

19 de noviembre de 2017

Verso: En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. 1 Juan 4:18

Llevo días pensando en la palabra libertad. Escogí el verso de 1 Juan 4:18 porque ese verso expresa lo que siento cuando pienso en libertad. Habla de que existe un perfecto amor, y que este es capaz de echar afuera el temor. ¿Qué es el perfecto amor? Solo puedo llegar a una conclusión de que el perfecto amor es Dios. Muchas veces me he preguntado: ¿Muchos conocen del sacrificio de Jesús, pero no sienten este perfecto amor? ¿Por qué no solo basta con saber de qué Dios entregó a su hijo y que esa muestra de amor lo hace tan perfecto? ¿Cómo ese amor puede provocar en mi vivir una vida en libertad?

Lo primero que quiero mencionarte es que la libertad te habla de vivir una vida abundante y libre de temores; una vida dispuesta a tomar riesgos y vivir los sueños de Dios. Juan 8:32 dice, “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” Pero un verso atrás dice: “Si vosotros permaneceréis en mi palabra, seréis mis discípulos”. Hay un camino que nos lleva a vivir una vida en libertad; aquella vida que Dios anhela que vivamos en su presencia. Dios nos llama a permanecer en Él para vivir una vida en libertad. Vivir en libertad es vivir en la verdad. Nadie puede vivir libre bajo una mentira. Parte del verso de Juan 14:6 dice, “Yo soy el camino, la verdad y la vida.” La mejor vida se vive en la libertad que proviene de Dios.

Un hábito que he desarrollado es la lectura diaria de la palabra y de libros que colaboren en mi crecimiento personal y en otras áreas de mi vida. Es en esos momentos de meditación donde logro crecer y comprender cosas necesarias para adquirir madurez y conocimiento. Les pongo el ejemplo del perdón. Como mujeres no estamos exentas de sufrir desilusiones, engaños, traiciones, heridas, etc. Comprendí que mientras vivamos en un mundo manchado y caído, estas cosas pasarán. Pero eso no es todo, aprendí que nuestro enfoque no debe estar aquí, sino en la eternidad. Eso no nos otorga el derecho para vivir una vida aquí en la tierra de manera descuidada e irrealista; pero nos mantiene enfocadas. ¿Por qué les mencioné lo del perdón y el enfoque en la eternidad? Porque cuando reconoces tu ciudadanía celestial y comprendes la naturaleza caída de este mundo; aunque vivamos estas cosas negativas en nuestra vida, podemos tener la libertad de brindar perdón. Eso es vivir en libertad. Cuando aceptas vivir los estándares de Dios sobre tu vida, lo honras y experimentas la libertad en Cristo.

Para algunos será difícil demostrar un amor como el de Cristo; pero para una persona que anhela vivir en libertad, no. Un amor sano es aquel que se ama así mismo y por consiguiente ama a los demás de la misma manera en que él se ama. Dios provoca eso. Dios, mediante su Espíritu Santo, provoca en nosotros el querer como el hacer. Filipenses 2:13 dice: “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.” De Dios nacen los verdaderos propósitos. ¿Cuán dispuestas estamos a escuchar esa voz interior dejándonos saber cuál es la voluntad de Dios para nuestras vidas?

Vivir en libertad no es un imposible. Es algo que podemos obtener ahora. Tenemos en nuestras manos la decisión de escoger una vida plena, aun presentándose las diferentes situaciones que la vida cotidiana nos trae. Dios en su sabiduría, nos da las herramientas para vencer cada obstáculo que se nos presenta. Solo tenemos que estar dispuestas a tener un corazon abierto al aprendizaje. Podemos ser libres para servir, para amar, para perdonar, para tolerar, para mostrar bondad y paciencia, para mostrar mansedumbre y andar gozosas.

La verdadera libertad proviene de Cristo y de entender, aunque sea un poco, sus maravillas. Si lo observamos de un punto de vista temporal; saber que Dios te llamó a andar en libertad te ayuda a vencer los temores pasajeros que enfrentamos por vivir ciertas cosas en nuestra vida.  No estamos exentas de experimentar el miedo. Pero somos nosotras las que escogemos de qué manera vivir nuestra vida.  ¿Anhelas vivir una vida en libertad? Escoge por vivir el perfecto amor de Dios.

Con amor, Lisa Rodríguez

 

img_20170721_144423_399

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s