DIOS PRUEBA TU FE, SIMPLEMENTE CREE

Fecha: 9 de octubre de 2017

Autor: Virgen Alomar Constantino

Poner fe en Dios significa creer en Él a pesar de nuestras circunstancias; creer en Él aun en nuestros momentos más difíciles.  En la actualidad vemos como nuestra economía está en constantes cambios. Como mujer, madre y esposa nos preocupamos. Hoy te invito a creer que, si nuestra situación económica decae, descubriremos que la ayuda viene de la mano de Dios.

“El Señor utiliza diversos instrumentos para suplir nuestras necesidades, pero solo Él es la fuente de todo lo que tenemos o ganamos.” Charles Stanley.

Pero la pregunta es ¿en quién está tu confianza? Necesitamos creer en Dios y en su palabra porque en la economía del Padre un poco es suficiente.  Esto fue lo que sucedió en la vida de una mujer, la viuda de Sarepta.  (Ver 1 Reyes 17:8-16) “Vino luego a él palabra de Jehová, diciendo: Levántate, vete a Sarepta de Sidón, y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba”, 1 Reyes 17:8.   Dios había decretado tiempos de escasez, sequía y hambre para Israel; pero le había dado órdenes a Elías para que fuera a Sarepta, porque allí encontraría una mujer viuda, así como Dios le había dicho. A ésta solo le quedaba un puñado de harina y aceite, era todo lo que tenía.  Ella ya había tomado la decisión de hacer una torta para ella y su hijo y dejarse morir.  (1 Reyes 17:12)

La mujer de Sarepta tenía en su mente que iba a morir porque se enfocó en lo poco que tenía. Pero Dios, siempre fiel y sin falto de detalles, tenía otros planes para ella, y entre ellos era reemplazar el temor por fe y confianza. Elías le dice a la mujer, no tengas temor, porque la harina de tus tinajas no escaseará ni el aceite de tus vasijas disminuirá. (Ver 1 Reyes 17: 13-14) Dios provoca la fe de esta mujer. La petición de Elías a la viuda fue una prueba de fe en medio de la desesperación.  En lugar de ayudarle y darle; la retó a creer. (Ver 1 Reyes 17:13) Sin importar lo que podamos esperar para nuestra vida, Dios siempre superará nuestras expectativas.

Lo más que me llama la atención de esta mujer es que ella no se movió de Sarepta, aunque había escasez y sequía. Estaba a punto de morirse, pero vino la restitución de Dios porque en ella había una palabra. En ti hay una palabra, “Antes de darte la vida, ya te había yo escogido; antes de que nacieras, ya te había yo apartado; te había destinado a ser profeta de las naciones” (Jeremías 1:5).  Muchas veces, las bendiciones llegan disfrazadas de pruebas, pero Él siempre llega a tiempo. No te desesperes y no desmayes.  Dios sabe cuál es nuestra necesidad y la suple. Él es nuestro proveedor.  No es lo que ven mis ojos naturales lo que me mantiene firme, es aquello que ven los ojos de la fe. Mi familia y yo hemos decidido confiar en Dios Todo Poderoso porque Él es nuestro sustento. Hemos podido experimentar la provisión de Dios hasta el día de hoy y sé que nunca nos faltará nada porque Él es fiel.

El profeta Elías le enseñó a la viuda la llave que la sacaría de la miseria y la pobreza al poner a Jehová en el primer lugar.  Su acción en fe garantizó su bendición. “Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días. Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó, conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías.” (1 Reyes 17:15-16) Este versículo es una promesa. 

No sé por lo que estás pasando hoy, no importa lo que veas a tu alrededor, si parece que todo está llegando al final, y que tus recursos se están agotando durante tiempos difíciles; tenemos que recordar que Él es.  Romanos 1:36 dice, “Porque de él, por él y para él son todas las cosas.” Él es Dios, dueño del oro y la plata. Tu vida y economía están en sus manos, solo confía. Hageo 2:18 dice, “Mía es la plata y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos.” Es menester que atravesemos por pruebas y desafíos para que, al igual que esta mujer, podamos experimentar la provisión de Dios. Sin embargo, podemos estar seguros de que, así como le cumplió a la viuda su promesa, Él también será fiel a su palabra en tu situación; porque escrito está: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.”  (Fil. 4:19).

En esta porción bíblica hermosa, vemos una mujer a prueba. Una mujer que se atrevió a creer y a confiar en el Dios Poderoso, una mujer honrada por su obediencia.  La obediencia de la viuda trajo una bendición sobrenatural y abundante. No temas a lo que Dios te ha pedido, simplemente confía y actúa en fe. La fe es la certeza de lo que se espera la convicción de lo que no sé ve.

“La fe es nuestro combustible. Es ella, en el amor de Dios, lo que te sostiene y evita que caigas en desespero, por más que enfrentes retos.” Pastora L. Vallejo

Dios puede proporcionar razones para creer, pero tener fe, a fin de cuentas, es una decisión.  La palabra de Dios dice que solo necesitamos fe como un grano de mostaza. Oremos para que Dios aumente nuestra fe; a una fe verdadera y afianzada al Padre. Una fe que vaya más allá de lo racional. Dios se deleita en nuestra fe y está dispuesto a responder cuando le pedimos más. (Ver Lucas 17:5)

¡Oremos!  Padre, en el nombre de Jesús te damos gracias por cada una de las personas que nos leen, gracias Señor porque por medio de cada prueba podemos encontrar nuestro propósito en ti. Hoy me acerco al trono de la gracia para pedirte con todo mi corazón que aumentes mi fe y que mi confianza pueda estar arraigada a tu presencia. Que no importa lo que vea a mi alrededor, sé que mi vida, mi familia, mi economía y mis tiempos, están en tus manos porque tú eres Dios fiel. Eres mi sustento, mi proveedor, mi guardador y mi Salvador. Gracias Señor, en el nombre de Jesús. Amén

Con amor,


Virgen Alomar Constantino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s