Prioridades y Decisiones

Subtema: Establecer prioridades en tu vida te conducirá a vivir una vida llena de bendiciones.

Verso Bíblico: Marcos 1:35 dice, “Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

Quiero comenzar este pequeño escrito bendiciendo sus vidas grandemente. Esta semana fue el comienzo de nuevos cambios. Ser una mujer soltera, que aún no se ha casado, no quiere decir que no tengamos responsabilidades grandes. Tenemos una vida llena de retos que asumir y enfrentar. Este momento de soltería es el idóneo para prepararnos para cuando nos toque casarnos, llevar la responsabilidad de un ministerio, ser profesionales con potencial, administrar con sabiduría nuestras finanzas, establecer prioridades, ser cuidadosas en el hogar, y entre otras cosas importantes. Asumir responsabilidades mayores nos conduce a nuevos niveles de madurez. Aceptar retos nos exige realizar cambios y nos impulsa a no mirar atrás.

Cuando sabes que Dios ha puesto sobre tu vida un ministerio, diariamente debemos esforzarnos por alimentar nuestra intimidad con Él, porque reconocemos nuestra total dependencia en El. Como mujeres, también tenemos responsabilidades cotidianas que no podemos descuidar. Pero a su vez, tenemos que adquirir la sabiduría para administrar bien el tiempo para no descuidar las grandes bendiciones de Dios sobre nuestras manos y las responsabilidades diarias que cada rol ejercido conlleva.

Levantarme a las 4 a.m. durante este tiempo, hábito que quiero continuar, me ha permitido establecer nuevas prioridades para tener éxito en todo lo que emprenda. Tengo que aceptar que en el intento he cometido errores; pero lo bueno de ello es que, los errores me han permitido tomar decisiones para enmendarlos. Durante las madrugadas, en esa tranquilidad, buscar la presencia de Dios es lo primordial. Después tienes tiempo para manejar tus asuntos personales, laborales y mantener una rutina de sana alimentación. Admito que todavía me falta desarrollar una rutina de ejercicios, pero está en los planes. Levantarse temprano también te da la oportunidad de leer la palabra y otros libros para seguir desarrollando tu crecimiento espiritual, personal, social y profesional. Al momento de prepararse para ir al trabajo y enfrentarse al día, podrás tener una mente más relajada para enfrentar las situaciones que cada día conlleva. Ya en la tarde, podrás compartir con tu familia, mantener tus cosas al día en el hogar, visitar la iglesia durante la semana y descansar. Esto continuará.

Con amor,

cropped-makeup_20170602230846_save4257.jpg
Por Lisa Rodríguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s