Vaso Útil

A menudo pensamos que somos vasos útiles en manos de Dios al mostrar gestos tan simples como dar unos buenos días o cuando cedemos nuestro lugar para que otro pueda tomar asiento.  Dios hablaba a mi corazón y me hacía entender que ser vaso útil en sus manos requiere de mucho más esfuerzo: “Amar a nuestro prójimo como a nosotras mismas”.  Cuando aprendemos amarnos a nosotras mismas y logramos entender que somos morada del Espíritu Santo, nuestra visión toma un sentido diferente con quienes nos rodean.

Dice la biblia en 1 Pedro 4:8,

“Y, ante todo, tened entre vosotros ferviente amor, porque el amor cubrirá multitud de pecados.”

  ¿Verdad que cuando amas eres amable, te sacrificas, das la milla extra, honras y ayudas sin duda alguna? Pero, ¿qué cuando recibes una afrenta o una traición? ¿Desearías de igual forma ser vaso útil a otros? Esto me lleva a pensar cuando Dios, estando en la cruz sumido en un profundo dolor físico y emocional, dijo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”.  En ese momento, Dios fue vaso útil a la humanidad. Dios puso a un lado su dolor y así mostró su gran misericordia tomando nuestro lugar. ¡Sería increíble llegar amar como Dios nos ama! Lejos de juzgar pidió por quienes se burlaban de Él diciendo que, si Él era el Cristo se salvara a sí mismo.  Seguro pensarás que solo Dios puede llegar a hacer un gesto tan humilde, pero a la misma vez tan poderoso.

¡Mujer con propósito! Recuerda que somos hijas de Dios hechas a su imagen y semejanza.  Ciertamente para poder ser útil y de bendición en nuestro entorno, la mirada debe estar enfocada en el Maestro. Es allí donde aprendemos a mirar como Él mira, a entender el dolor ajeno, a llorar con quienes lloran, a reír con quienes ríen, a honrar el esfuerzo, a perdonar y aún muchas cosas más.

en el propósito (4)

Imagínate que estás en un río y vez que una gran piedra impide el fluir de las aguas quedando estancadas y creando así un rico pozo para refrescarse.  Mientras disfrutas de las muchas aguas en esa parte del río, a causa de la piedra, hay otra parte del río tal vez necesitando de esa agua para poder fluir y mantenerse viva.  En ocasiones y sin darnos cuenta, nos convertimos en piedra de tropiezo para otras personas tales como compañeros, amigos y familiares.  Creo que en nuestra vieja manera de vivir pudimos haber sido piedra de tropiezo para muchos. Recuerda que en 2 Corintios 5:17 dice,

“De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.”

Amiga, con esto quiero expresarte lo que Dios depositó en mi corazón en este día. Ámate como Dios te ama porque Él no se equivocó cuando te formó; con amor eterno nos ama.  Reconoce la persona del Espíritu Santo que mora en ti, renuévate cada mañana y verás como podrás ser vaso útil en manos de Dios de una manera genuina, y con un corazón limpio.  Cuando eso suceda verás el fluir del Espíritu Santo en ti y como Dios te usará para bendecir a otros. Haciendo así te convertirás en canal de transferencia de vida, amor, perdón, misericordia y crecimiento. Mujer, sigue el modelo de Cristo y te mantendrás en el propósito.

RoundPhoto_May142017_180412[3583]
Por Suheil Cruz

6 comentarios sobre “Vaso Útil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s