Constancia, Esencia para tu Crecimiento en Dios

16 de mayo de 2017

Lectura: Santiago 1:8

“El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.”

Te ha sucedido que de momento te encuentras como en el vaivén de las olas del mar; tanto en tus pensamientos, tus finanzas, metas, crecimiento en Dios, relaciones interpersonales, etc. Pareciera ser que nada tiene constancia ante tus ojos; todo va y viene.  Quiero que leas nuevamente el verso bíblico que se encuentra en Santiago 1:8. La palabra “inconstante” es una tendencia conductual que al mencionarla confronta al ser humano, y nos lleva inmediatamente a realizar un análisis de cómo puede estar nuestro ánimo. En este proceso de análisis pueden venir a tu memoria conversaciones o decisiones tomadas en el pasado, que en su momento estuvieron influenciadas por el doble ánimo, y las diferentes situaciones vividas como aflicciones, toma de decisiones importantes, entre otras.

Mujer, quiero que sepas que no estás sola.  La mayoría de nosotras enfrentamos a diario diferentes cambios en nuestros estados de ánimo o sentimientos. Muchas veces queremos que nuestras circunstancias cambien, pero el paso inicial para que podamos ver cambios, empieza en nosotras. Quiero decirte que, a pesar de experimentar esos cambios constantes de estados de ánimo, poder desarrollar un carácter de constancia es esencial para nuestro crecimiento en Dios y en otras áreas de nuestra vida. Las mujeres podemos aprender a no ser guiadas por los sentimientos, que son engañosos, sino a ser guiadas por la palabra de Dios. La palabra de Dios nos ayuda a desarrollar un carácter saludable para nuestro crecimiento. La palabra nos invita a creer y actuar en favor de los demás, y el resultado será un crecimiento en el interior reflejando más a Cristo y haciendo de nosotras mejores personas. Como mujeres -casadas, con hijos, trabajadoras, etc.- tenemos muchas responsabilidades; las cuales nos invitan a aprender a tomar decisiones sabias a diario. Mientras desarrollamos la constancia en nuestra vida, es importante permanecer y crecer en Dios e ir tras nuestro propósito, aun enfrentando circunstancias adversas. Que tu corazón no pierda la esperanza de recibir una respuesta ante alguna petición delante de Dios. Si la respuesta que deseas es relacionada con un resultado médico o incluso el deseo de generar más ingreso en tu hogar; espera en Dios y provoca también la bendición. Muchas bendiciones se luchan, así como hizo Jacob, pero nunca perdiendo de vista al Dios todo soberano.

¡Ahora te lanzo un reto! Dios te ha dado todas las herramientas para vivir una vida victoriosa y llena de propósitos. Allí donde te encuentras, reflexiona por un momento, y realiza una introspección de ti misma. Dios puso en ti el sello de la creación, por lo tanto, se constante, crece y permanece. Sacúdete el polvo de los pies y decide caminar hacia tu propósito confiada y firme.  Crece en Dios, como mujer, como madre, como hija, como hermana, en tu carrera profesional, etc. Usa de todas las herramientas que Dios pone a tu disposición de una manera sabia e inteligente.

¿Sabes cómo puedes lograrlo? Teniendo total dependencia en Dios, creyendo en ti, y desarrollando una voluntad firme. Depender de Dios totalmente nos ayuda mucho a solidificar nuestra prioridad en la oración, pues buscar constantemente cuál es la voluntad de Dios en mi vida me ha ayudado a crecer. Incluso, al priorizar la relación con Dios en mi vida, he encontrado un impulso para alcanzar muchas cosas en Él y en mi vida personal. Cuando decides entrar a ese lugar de intimidad, ese lugar que te dirige a ver el propósito, te alejas de ese doble ánimo que no te permite alcanzar un crecimiento en Dios y en ti.

Hebreos 10:35-36 dice,

“no perdáis, pues, vuestra, confianza, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la paciencia, para que, habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.

Dios te ama con amor eterno. Él quiere cumplir su propósito en ti. Que no te sorprenda si, en algún momento dado, Dios coloca personas cerca de ti que te impulsarán a enfocarte nuevamente en el propósito por el cual fuiste llamada y escogida.

En un momento dado, un hombre llamado Elías se encontraba muy afligido pues temía por su vida. Más a su presencia llegó un ángel a impartirle ánimo, aconsejándole continuar su camino porque aún faltaba más por caminar.  Ese es mi consejo para ti mujer. Busca estar en la presencia de Dios y te garantizo que anhelarás constancia en tu vida para agradar a Dios primero, y como resultado obtendrás, en el perfecto orden de Dios para tu vida, todo lo que anhelas conforme a su voluntad.

RoundPhoto_May142017_180412[3583]
Por Suheil Cruz

3 comentarios sobre “Constancia, Esencia para tu Crecimiento en Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s