La Mujer de Proverbios 31

Las diferencias de pensamientos siempre existirán. Promuevo el respeto en cada opinión que escucho. Lo que no es saludable o aceptable es que otros impongan su opinión como una verdad absoluta, y además de ello quieran que cambies tu opinión por la de ellos. Es razonable pensar que cada ser tiene su propia capacidad para absorber diferentes conocimientos; además de que todos tenemos una historia que influye en la manera de como opinamos.
Para tener una opinión más saludable de Dios, de la vida, de cómo debemos conducirnos, etc.; lo recomendable es recurrir a la biblia, pero más aún a los libros de aquellos que atravesaron situaciones que actualmente podrías estar atravesando. Los años pueden brindarnos la sabiduría, pero todo ello es el conjunto de múltiples cosas. Como mujer, no pretendo vivir en una atmósfera donde todo lo puedo resolver con una fe muerta. No puedo pretender tener un buen trabajo sino me capacito y no me movilizo; no puedo pretender tener una buena relación con Dios, sino me esfuerzo por alimentarla en privado. En fin, la fe va más allá de tan solo creer.
Una de las cosas que aprendí es que Dios nunca te fallará, siempre suplirá tus necesidades. Pero algo que marcó mi vida lo fue el aprender a esforzarme. Si aspiras a grandes propósitos, si quieres lograr grandes cosas en tu vida; sentado en tu casa, inmovilizado, nunca lo vas a lograr. No todo se resuelve solo con ayuno y oración. Creo en los esfuerzos y sacrificios. Creo en la movilización y aprovechar cada instante. También creo en seguir abriendo puertas, aunque muchas las cierren. No creo en ponerme límites. Además, si Dios te ha brindado la bendición de tener alguna entrada monetaria en tu vida; ¿por qué no invertir en tu propósito?
Cuando leo Proverbios 31 admito que la mujer descrita allí se ha convertido en una meta personal que quisiera alcanzar. Es una mujer de gran estima y no por ser hermosa en el exterior. Cuando leo esos versos reconozco que muchos tenemos una idea falsa de lo que implica el matrimonio. La mujer de la actualidad no se conforma con solo ser una mujer que se dedica totalmente al hogar, negándose a alcanzar otras cosas en su vida. Esa mujer descrita allí ha logrado ganarse la confianza de su marido. El verso dice así: “El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias”.
Proverbios 31: 11. Esto me da a entender que el confía en la manera en que su esposa se conduce. Este término de corazón involucra que su confianza está arraigada; bien puesta. Pero para que la mujer se conduzca de tal forma, no puede esperar a casarse para empezar a adquirir lo que necesita para ser una mujer de confianza. Hay cualidades que ya antes de casarse debe mostrar; las demás se aprenderán en el camino.
Esa mujer era trabajadora. Proverbios 31:13 dice: “Busca lana y lino, Y con voluntad trabaja con sus manos”. No es algo impuesto, pero de ella sale el querer trabajar. Su corazón está predispuesto a darle bien y no mal. No teme esforzarse, porque aún si tiene que ir lejos; lo hará. Podrá levantarse durante la noche y no se negará.
Proverbios 31: 18 menciona algo impresionante: “Ve que van bien sus negocios; su lampara no se apaga de noche.” Es una mujer administradora. Se dedica a velar por sus bienes. Es una mujer que sabe cómo mantener sus cosas al día, no procrastina. Además, es una mujer sensible a la necesidad de otros.
En Proverbios 31: 21 esa mujer demuestra su capacidad de adelantarse a los hechos. Actúa con prudencia y es precavida. Y algo que es de admirar; su marido es enaltecido desde su boca. Una mujer de Dios con estas cualidades tiene a su lado a un gran hombre.
Todo esto es producto del temor del Señor.
Tener una sana interpretación de las escrituras y esforzarnos nos puede llevar lejos y ser de bendición a los más cercanos.

 

cropped-makeup_20170602230846_save4257.jpg
Por Lisa Rodríguez

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s